ADAPTACIÓN DEL HOGAR

La discapacidad no se relaciona únicamente con características de la persona, sino que se trata de una relación entre la persona y el entorno en el que vive.

La adaptación del entorno físico, se basa en realizar cambios que faciliten la movilidad y realización de actividades a las personas que tienen algún déficit, ya que este va a facilitar o discapacitar una persona con un deterioro o patología.

Las modificaciones en el hogar:

  • Mejoran la seguridad y el rendimiento funcional de la persona.
  • Facilitan el uso de todas las estancias del domicilio y sus alrededores.
  • Reducen el riesgo de caídas.
  • Facilitan la labor de los cuidadores, disminuyendo su estrés y frustración .
  • Apoyan el envejecimiento, permitiendo que la persona permanezca en su hogar, evitando así la institucionalización.