APRENDER A APRENDER: LA IMPORTANCIA DE LAS TÉCNICAS DE ESTUDIO

Hoy en día, muchos alumnos y alumnas se sienten perdidos en el estudio. Dedican un gran número de horas a estudiar, pero ese esfuerzo no se ve reflejado en las notas obtenidas.

No es una situación exclusiva de los alumnos con Dificultades Específicas del Aprendizaje (pincha aquí para saber más), tampoco de los más pequeños o jóvenes, sino de los estudiantes de todas las etapas educativas.

La desmotivación provocada por los resultados poco satisfactorios y la falta de hábitos y recursos puede derivar en un fracaso escolar.

Por tanto, podemos afirmar que el fracaso en el estudio o la no obtención de los resultados académicos esperados por parte de los y las estudiantes es debido, en gran parte, a que no saben estudiar y tampoco se les ha enseñado.

Definición de las técnicas de estudio

Definimos las técnicas de estudio como todas las estrategias que puede emplear un estudiante, de cualquier nivel educativo, para obtener los mejores resultados académicos. Son fundamentales, ya que permiten ordenar el trabajo, priorizar y aprovechar los recursos disponibles de la mejor manera. Además, fomentan la motivación del alumnado, su interés y permiten tener una mayor autonomía.

¿Por qué son necesarias las técnicas de estudio?

Es importante conocer las técnicas que tiene el estudio para poder utilizarlas y que sea una tarea eficaz. Podemos decir que el estudio es como una forma de trabajo y, por tanto, como cualquier trabajo, requiere un aprendizaje.

No pretendemos que los estudiantes estudien mucho, sino que estudien bien. Para ello, es necesario tener un método de estudio adecuado para obtener el máximo rendimiento posible.

Para que exista aprendizaje significativo el estudiante debe relacionar la información previa con la nueva, llegando a construir esquemas mentales de conocimiento.

Esto sólo se consigue si los contenidos e información se asimilan y se hacen propios. Para conseguir esto, el estudio debe convertirse en una tarea particular de cada estudiante y deben emplearse unas técnicas adecuadas.

Desde el campo de la Pedagogía, las técnicas de estudio constituyen una ayuda para conseguir un estudio de carácter exitoso.

Factores que influyen en el estudio

Hay que tener en cuenta una serie de factores que influyen en el estudio y, por tanto, en los resultados. Son:

  • El lugar de estudio: ha de ser siempre el mismo para crear un verdadero hábito de estudio, los materiales han de estar recogidos y teniendo a mano lo que se vaya a necesitar para evitar interrupciones. Buena iluminación, ventilación y ambiente agradable para favorecer la concentración.
  • El horario de estudio: el estudio debe ser planificado y constante. El horario servirá para ahorrar tiempo y esfuerzo.
  • Las condiciones fisiológicas y psicológicas: se deben dormir entre 7-8 horas al día y llevar una buena alimentación. Además, es conveniente practicar ejercicio físico.

Técnicas de estudio

Existen diferentes técnicas de estudio. A continuación, se presentan algunas de ellas.

  • Prelectura: reconocimiento del contenido.
  • Lectura: reflexionando y comprendiendo.
  • Síntesis: expresar con las propias palabras lo leído. Hay varios pasos: subrayado, esquema y resumen.
  • Memorización y razonamiento: fijar los contenidos.
  • Repaso: retener los contenidos.
  • Autoevaluación: comprobación del estudio.

Es importante aclarar que no existen técnicas mejores ni peores. Cada alumno y alumna empleará las que más efectivas le resulten y las que mejor se adapten a sus necesidades.

Papel del pedagogo/a

En este sentido, el pedagogo/a actúa como orientador y supervisor proporcionando a los estudiantes una serie de estrategias y buenos hábitos. Diseñará y llevará a cabo un programa de técnicas de estudio adaptado a las características y necesidades de cada alumno o alumna. Con ello, se pretende de dotar al alumnado de las herramientas necesarias para que ellos mismos puedan organizarse y sepan cómo enfrentarse a la tarea del estudio de una manera productiva.

Estas estrategias no se adquieren de un día para otro, sino que llevan tiempo. Implican que el alumno/a lleve a cabo un trabajo personal y constante. Todo ello, hará que aumente su autonomía y los resultados académicos mejoren. También les servirá como base de cara a dificultades futuras.

Alcántara, M. D. (2010, noviembre). Importancia de las técnicas de estudios para el alumnado. Innovación y experiencias educativas. 36, 1-8. Recuperado desde: https://archivos.csif.es/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s